Búscate a otra

  Si tanto te incomodo, búscate una mujer normal. De esas que no están tan locas, que no son tan exigentes, de las que no se enfadan por todo como yo… ¿verdad? De esas que no cambian de opinión cada cinco minutos. Búscate otra, una más tranquila, predecible… Eso sí, búscate a una dispuesta aSigue leyendo “Búscate a otra”

Querido Señor M: (extracto)

  He decidido de forma unilateral que vamos a tener nuestro polvo de despedida. Total, ni a usted ni al mundo le importa lo que yo hago en la intimidad de mi imaginación. Además, me cansé de pedir permiso, de caminar de puntillas. De esperar que usted me folle tan rico como promete, así queSigue leyendo “Querido Señor M: (extracto)”

Crea un sitio web gratuito con WordPress.com
Empieza ahora