Él

  Ojalá lo encuentres. Me refiero a ese maravilloso pervertido. Ese que se tome su tiempo en conocerte, y coincida contigo en alguna de tus rarezas. Ese al que tus locuras le parezcan maravillosas. Ojalá conozcas a uno que desee a la mujer completa que eres, y piense en darte placer y no sólo enSigue leyendo “Él”

Atado

    ¿Y si hoy te ato yo a ti? , ¿te gustaría? De pies y manos, a una silla. Desnudo, indefenso… Abierto y expectante a mis perversiones. ¿Y si me siento sobre ti y te beso? tu sexo contra mi sexo, mis pechos contra tu pecho… ¿Te atreves a morderme? tendré que amordazarte… MeSigue leyendo “Atado”

Las apariencias engañan

  Me ves tan tranquila… inofensiva. Quizá me infravaloras… Piensas que soy otra pieza fácil que añadir a tu colección. Te acercas con movimientos estudiados y palabras manidas. Siempre la misma danza. Un espectáculo que me aburre, arrogancia y estrategia. No te das cuenta de que soy yo la cazadora, soy yo la que observa.Sigue leyendo “Las apariencias engañan”

Búscate a otra

  Si tanto te incomodo, búscate una mujer normal. De esas que no están tan locas, que no son tan exigentes, de las que no se enfadan por todo como yo… ¿verdad? De esas que no cambian de opinión cada cinco minutos. Búscate otra, una más tranquila, predecible… Eso sí, búscate a una dispuesta aSigue leyendo “Búscate a otra”

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora