Es una cabrona

  Debe andar por ahí, sonriéndole al demonio, enseñándole un tobillo, o que sé yo; es una cabrona. Su sonrisa la delata, y pareciera que se escapó de un libro; sí, una cosa espantosamente linda… Froyd T.

La llamaré mañana, hoy se me hizo tarde…

    Este adiós no maquilla un hasta luego. Este nunca no esconde un ojala. Estas cenizas no juegan con fuego. Este ciego no mira para atrás. Este notario firma lo que escribo. Esta letra no la protestaré. Ahórrate el acuse de recibo, estas vísperas son las de después. A este ruido tan huérfano deSigue leyendo “La llamaré mañana, hoy se me hizo tarde…”

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora