Destacada

¡Ave, Eva!

 

Pecadora.

Inconformista.

Disfrutona.

Mujer de muchos,amante de nadie.

Montaña rusa, corazón latino.

Sonrisa perenne,indescifrable…

Hermana de todas, madre de nadie.

Mujer experta en batallas perdidas.

Sibarita sexual, kamikaze en el amor.

Nunca aprendo(lo que no me da la gana aprender).

Siempre dispuesta a intentarlo otra vez.

Bailo al son de lo que quiero, canto mi propia canción.

Runner jubilada.

En la eterna búsqueda del placer…

Soy el universo

Yo ya fui amiga, amante, esposa, sexy, complaciente y coqueta.

Di sin recibir nada a cambio, y viceversa.

Me entregué sin ganas, y en otras ocasiones las ganas de entregarme sin éxito me consumieron.

Y ahora ya no me apetece, no soy esa. Perdí la emoción por descubrir, por la conquista.

Creo que dejé de mirar al mundo, y al mirar adentro descubrí… el universo.

Flor rara

Y me voy deshojando cómo una flor rara, que va floreciendo y creciendo con cada pétalo que pierde…

Y cuánto menos sé y a menos me aferro, más crece en mi la certeza de que eres tú.

Tú, simplemente.

Y ya no necesito ser erótica, sexy ni divertida. Porque ya lo soy todo.

Soy mía. Soy tuya. Soy.

Luz

Si lo que tú has encontrado está formado por materia pura, jamás se pudrirá.

Y tú podrás volver un día.

Si fue sólo un momento de luz, como la explosión de una estrella, entonces no encontrarás nada cuando regreses.

Pero habrás visto una explosión de luz.

Y esto sólo ya habrá valido la pena.

Paulo Coelho

Damnificados

Relación de pérdidas y daños ocasionados:

-Un corazón roto.

-El alma por los suelos.

-10 canciones de Chavela.

-28 copas de vino.

-2 ramos de flores marchitas en un florero.

-40 noches de insomnio.

-Incontables lágrimas.

-Una parte de mi, que se perdió para siempre.

-Una vida que no llegaré a vivir.

-Momentos que murieron antes de ser concebidos.

-Tu presencia. Tu puta presencia.

-La certeza de que te quiero, aunque no lo merezcas.

La lista se actualizará con lo que sea necesario para olvidar la promesa que me hiciste y que nunca cumplirás.

Vete al infierno,

Eva.

Eva, pecadora

Eva, experta en ganar batallas y perder guerras. Siempre justificando lo que no tiene justificación.

Defendiendo casos perdidos, yendo en contra de la jurisprudencia…

Atándose una losa al tobillo y tirándose de cabeza al mar.

A ese océano salado que le escuece en las heridas. Aún abiertas, dolorosas, sangrantes…

En carne viva. Por los cortes que se hizo tratando de arrancar de su ser lo que hizo suyo de forma errónea…

Siempre supo que lo tendría que pagar.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora